Mueren siete en un tiroteo entre sicarios y soldados

    processing...
    Mueren siete en un tiroteo entre sicarios y soldados
    EFE / Archivo
    Policías federales mexicanos se resguardan durante un tiroteo en la ciudad de Nuevo Laredo.

    MONTERREY.- Un tiroteo entre sicarios del narcotráfico y soldados del Ejército mexicano provocó siete muertos, entre ellos un militar, en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, informaron fuentes oficiales. 

    Un portavoz del Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas, noreste de México, dijo que el tiroteo entre sicarios del Cártel del Noreste y militares ocurrió en tres momentos en calles de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos. 

    "Civiles armados agredieron a personal de Sedena en tres situaciones ocurridas en Nuevo Laredo como consecuencia de los patrullajes que realiza personal militar para inhibir las acciones de grupos delictivos", explicó Luis Felipe Rodríguez, vocero del Grupo de Coordinación. 

    Los primeros informes señalaron que los sicarios atacaron a tiros a efectivos del Ejército Mexicano y que incluso utilizaron frenaron el avance de los vehículos militares con artefactos que rompen los neumático. 

    Durante los intercambios de disparos, murieron siete personas, seis de los considerados agresores y un militar. Además hubo tres soldados heridos y las autoridades confiscaron vehículos y armas, explicó Rodríguez. 

    El vocero rechazó que el enfrentamiento esté relacionado con un traslado de internos de la prisión de Nuevo Laredo que ha completado sin problema alguno en el curso de la mañana del jueves. 

    En las últimas semanas, sicarios del Cártel del Noreste -los antiguos Zeta- han mantenido ataques constantes contra efectivos de la Policía Estatal, debido a que pretenden vengar la "ejecución extrajudicial" de ocho de sus miembros. 

    Al inicio de la presente semana realizaron un ataque contra un cuartel de la Policía Estatal pero las autoridades no reportaron muertos o heridos. 

    Los sicarios del Cártel, que se autodenominan "Tropa del Infierno", han tomado control de regiones urbanas de la zona poniente de Nuevo Laredo y se pasean impunemente en vehículos blindados similares a los que usan las fuerzas armadas. 

    El Cártel del Noreste es uno de los dos grandes grupos que operan en el estado fronterizo de Tamaulipas y se disputan la región contra el Cártel del Golfo, para el trasiego de drogas al vecino estado de Texas. 

    Monterrey (México), 14 nov (EFE).- Un tiroteo entre sicarios del narcotráfico y soldados del Ejército mexicano provocó este jueves siete muertos, entre ellos un militar, en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, informaron a Efe fuentes oficiales.

    Un portavoz del Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas, noreste de México, dijo a Efe que el tiroteo entre sicarios del Cartel del Noreste y militares ocurrió en tres momentos en calles de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos.

    "Civiles armados agredieron a personal de Sedena en tres situaciones ocurridas en Nuevo Laredo como consecuencia de los patrullajes que realiza personal militar para inhibir las acciones de grupos delictivos", explicó Luis Felipe Rodríguez, vocero del Grupo de Coordinación.

    Los primeros informes señalaron que los sicarios atacaron a tiros a efectivos del Ejercito Mexicano y que incluso utilizaron frenaron el avance de los vehículos militares con artefactos que rompen los neumático.

    Durante los intercambios de disparos, murieron siete personas, seis de los considerados agresores y un militar. Además hubo tres soldados heridos y las autoridades confiscaron vehículos y armas, explicó Rodríguez.

    El vocero rechazó que el enfrentamiento esté relacionado con un traslado de internos de la prisión de Nuevo Laredo que ha completado sin problema alguno en el curso de la mañana del jueves.

    En las últimas semanas, sicarios del Cartel del Noreste -los antiguos Zeta- han mantenido ataques constantes contra efectivos de la Policía Estatal, debido a que pretenden vengar la "ejecución extrajudicial" de ocho de sus miembros.

    Al inicio de la presente semana realizaron un ataque contra un cuartel de la Policía Estatal pero las autoridades no reportaron muertos o heridos.

    Los sicarios del Cartel, que se autodenominan "Tropa del Infierno", han tomado control de regiones urbanas de la zona poniente de Nuevo Laredo y se pasean impunemente en vehículos blindados similares a los que usan las fuerzas armadas.

    El Cartel del Noreste es uno de los dos grandes grupos que operan en el estado fronterizo de Tamaulipas y se disputan la región contra el Cartel del Golfo, para el trasiego de drogas al vecino estado de Texas.