Infierno en la ruta: 21 mueren calcinados tras choque

La mayoría falleció al incendiarse el autobús de peregrinos que chocó con un tráiler.

    processing...

    Fuego consume autobús en México

    Fuego consume autobús en México.

    (Publicado miércoles 29 de mayo de 2019)

    El fuego consumía el autobús ante la mirada de impotencia y desesperación de quienes se acercaron a tratar de ayudar a los que quedaron atrapados dentro de él, pero todo fue inútil: al menos 21 personas murieron calcinadas.

    Los pasajeros que lograron escapar y automovilistas que pasaban por ese tramo carretero de Veracruz intentaban apagar las llamas mientras llegaban los cuerpos de emergencia.

    Pero sus esfuerzos fueron en vano, porque en cuanto el camión de pasajeros chocó con el tráiler volteó y calcinó en minutos. El saldo de la tragedia fue de al menos 21 muertos y 30 heridos, todos peregrinos que regresaban a sus hogares en el estado de Chiapas.

    La tragedia ocurrió en la carretera Acatzingo-Ciudad Mendoza, muy cerca del punto conocido como Cumbres de Maltrata, en el estado de Veracruz.

    "Ahorita ya está el levantamiento de los cuerpos", dijo Noé Marroquín, de Protección Civil de Cumbres de Maltrata.

    Con la información reunida por los cuerpos de rescate, se confirmó que los pasajeros del camión eran peregrinos que luego de una visita religiosa al estado de Jalisco volvían a Chiapas de donde eran originarios.

    Las autoridades de los estados de Puebla y Veracruz laboraron en la zona de la desgracia y trasladaron a los heridos a diversos hospitales de ambos estados.

    Según testimonios de los sobrevivientes, el autobús viajaba de manera normal, pero de un momento a otro tomó velocidad y no pudo frenar, así que en la zona de curvas el chofer perdió el control de la unidad y se impactó contra el vehículo de carga.

    "Se observan varias personas fallecidas al interior del autobús", detalló José Luis Palma, de Protección Civil de Veracruz.

    Por los hechos se abrió una investigación, mientras algunas familias lloran su pérdida y otros se debaten en la vida en la muerte.