ASESINATO EN UTAH

La acusan de matar a su esposo en Provo

NBC Universal, Inc.

PROVO, UTAH- Una mujer fue acusada de matar a su esposo el sábado por la noche, según informó el Departamento de Policía de Provo.

A las 7:42 p.m. del sábado 6 de enero de 2024, los agentes de policía de Provo respondieron a un tiroteo reportado entre una pareja casada, en su casa en el noroeste de Provo.

Corry Fausett, fue encontrado muerto en la vivienda. Después de entrevistar a la sospechosa, Melissa Johnson-Fausett, los investigadores ingresaron a Johnson-Fausett en la cárcel del condado de Utah por un cargo de homicidio.

Johnson-Fausett dijo que supuestamente fue atacada por su esposa, según la declaración de causa probable. Los oficiales entraron a la casa y encontraron a Faussett tirado en el suelo en el pasillo cerca de la entrada a su dormitorio.

La sospechosa dijo a los investigadores que estaba acostada en su cama cuando su esposo entró en su habitación, la agarró por el cuello y comenzó a golpearla en la parte superior de la cabeza.

Luego la acusada dijo que agarró el arma que tenía a su lado y comenzó a dispararle a su marido hasta que se desplomó en el pasillo, según la declaración de causa probable.

La mujer agregó que supuestamente su marido la había amenazado con matarla y que creía que Fausett iba a otra habitación a buscar un arma, por lo que disparó contra su marido en defensa propia. Después de dispararle a su marido, la sospechosa dejó el arma sobre su cama y llamó al 911, dicen los documentos.

Los investigadores obtuvieron una orden de allanamiento para la casa y recuperaron el arma en la cama que de la acusada.

Los investigadores encontraron una segunda pistola en el bolso de Johnson-Fausset que estaba ubicado en el dormitorio debajo de algo de ropa. La pistola encontrada en el bolso tenía salpicaduras de sangre en la parte delantera.

Cuando le preguntaron a la sospechosa sobre la segunda arma encontrada en su bolso, Melissa dijo que la sangre era de disparar a conejos en el desierto a corta distancia. La sangre de la segunda pistola fue analizada y dio positivo para sangre humana.

Al examinar el cuerpo de Fausset se encontró que tenía una herida de bala en el costado derecho, en la nuca y dos heridas de bala adicionales en el lado izquierdo de la cara.

Una de las heridas de bala en un costado de su cara tenía marcas de quemaduras, lo que indica que podría haber sido un tiro a quemarropa.

Se descubrieron daños en el suelo tras mover el cuerpo del marido, lo que indicaría que la trayectoria de la bala fue directamente a la cara de la víctima y al suelo. Después de caer al suelo, no había evidencia de que esposo se movió para indicar que era una amenaza para la seguridad de la acusada.

Johnson-Fausett declaró que le disparó a su marido varias veces en defensa propia; sin embargo, con la evidencia encontrada se cree que la mujer intencionalmente o con conocimiento causó la muerte de su esposo y ya no estaba actuando en defensa propia, según las autoridades.

La mujer fue evaluada por paramedicos y fue llevada al Hospital Utah Valley, donde fue evaluada por un médico. Tanto los paramédicos como el médico afirmaron que no había evidencia de lesión en la cabeza de la acusada.

No hay otros sospechosos en este incidente ni existe ninguna amenaza para la comunidad.

La investigación y revisión de la evidencia está en curso; no se divulgará más información en este momento.

Contáctanos