Accidentes en Utah

Hispana pierde la vida en la I-15 cuando regresaba a casa de su boda

La recién casada era mitad mexicana y pertenecía a una tribu local de Utah, mientras que deja a tres pequeños huérfanos.

NBC Universal, Inc.

UTAH - Una joven hispana murió el sábado en la madrugada en un aparatoso accidente en la I-15 cuando regresaba de su boda, según informó la Patrulla de Caminos de Utah.

Un conductor identificado como Manaure Gonzalez-Rea, de 36 años, presuntamente en estado de ebriedad, viajaba en una camioneta Toyota en sentido contrario por la I-15 cerca de la 1700 South cuando chocó de frente con la joven hispana que viajaba al norte en un Toyota corolla.

Trágicamente, se descubrió que la conductora del Toyota Corolla identificada como Angelica G. Jiménez, de 26 años, volvía a casa después de su boda cuando fue impactada por el vehículo en sentido contrario y murió en el lugar.

La familia también viajaba por la zona porque se dirigían a casa después del mismo evento. Con Jiménez viajaba una joven de 20 años que no ha sido identificada y fue trasladada al hospital con lesiones leves, dijeron las autoridades.

El conductor y el pasajero de la camioneta Toyota que se volcó por la colisión fueron ayudados a salir del vehículo por un transeúnte. Gonzalez-Rea habría robado la camioneta del transeúnte y fue rápidamente detenido por la policía. Su compañero huyó a pie y regresó más tarde al lugar.

El sospechoso fue arrestado y registrado en la cárcel del condado de Salt Lake con cargos de homicidio, negligencia criminal DUI de alcohol o drogas, robo, no permanecer en un accidente con muerte, conducir bajo la influencia del alcohol o drogas y conducción imprudente.

Jiménez deja a tres hijos: 2 varones y una hembra de 2 años que estaba a punto de culminar su proceso de adopción. También pertenecía a una tribu local de Utah, ya que es mitad nativa y mitad mexicana. Estaba con su esposo desde noveno grado.

La familia dijo que Angélica G. Jiménez era una mujer alegre y dispuesta en ayudar a lo más necesitados, y se quitaba su abrigo para dárselo a quien no tuviera manera de protegerse del frío.

Contáctanos