La Iglesia de Jesucristo

El número de nuevos miembros de La Iglesia de Jesucristo bajó en 2019

La iglesia agregó solo 4,900 miembros en Utah entre octubre de 2018 y septiembre de 2019.

El crecimiento de la membresía en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días registró su nivel más bajo en décadas.

La Iglesia agregó solo 4,900 miembros en Utah entre octubre de 2018 y septiembre de 2019, según las estadísticas que proporcionó a The Salt Lake Tribune. La población total de Utah creció en 53,000 personas durante el mismo período, según las estimaciones.

La Iglesia registró solo 10,000 personas en un año desde 1989. En 2018 la membresía aumentó en más de 9,000 personas.

En comparación, La Iglesia agregó más de 40,000 nuevos miembros en 2013, que fue la marca más alta de la última década.

En el condado Salt Lake, el más grande del estado, la cantidad de miembros de La Iglesia se redujo en 6,710, incluso cuando la población total del condado creció con aproximadamente 10,000 personas.

El mayor aumento se produjo en el condado Utah, hogar de la Universidad Brigham Young, propiedad de La Iglesia, que creció en 8,487 miembros.

Los demógrafos externos y observadores de La Iglesia dicen que la baja probablemente se deba a una combinación de factores, incluido un aumento en el número de personas que renuncian a su membresía.

Muchas renuncias recientes son personas que fueron desanimadas por una política eclesiástica —ahora rescindida— sobre las relaciones homosexuales.

Otros factores incluyen a personas de otras religiones que se mudan al estado para obtener empleos y familias que tienen menos hijos. En menor medida, dijeron los funcionarios, la excomunión y menos bautismos también podrían afectar la demografía.

"Probablemente diría que 2019 representa una anomalía estadística en la que se combinan una variedad de factores para crear un año 'malo' para el crecimiento de la membresía", dijo Matt Martinich, un miembro de La Iglesia y demógrafo independiente con sede en Colorado.

Pam Perlich, del Instituto de Política Gardner de la Universidad de Utah, dijo que los nuevos residentes que acuden en masa al Condado de Salt Lake tienden a ser más jóvenes y tienen menos probabilidades de ser miembros de La Iglesia.

Una política de La Iglesia de 2015 etiquetaba a los miembros en relaciones homosexuales como "apóstatas" y bloqueaba el bautismo de sus hijos. Esa política se ha rescindido desde entonces, pero creó una reacción violenta significativa y tuvo un impacto persistente, dijo Patrick Mason, jefe de estudios mormones en la Universidad Estatal de Utah.

Los problemas de derechos LGBT han contribuido a un aumento en las renuncias, dijo Mason.

Contáctanos