La Iglesia de Jesucristo en Provo fue evacuada por monóxido de carbono

    processing...

    La Iglesia de Jesucristo en Provo fue evacuada por monóxido de carbono

    Por otro lado Intermountain Healthcare dijo que 59 personas fueron tratadas y 23 de esos pacientes recibieron tratamiento hiperbárico. (Publicado lunes 14 de octubre de 2019)

    Las autoridades informaron que un centro de reuniones Provo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tuvo que ser evacuado después de que se detectó monóxido de carbono en el interior.

    La estación 22 en Provo recibió por primera vez una llamada médica enviada a La Iglesia de Jesucristo alrededor de las 11 a.m.del domingo sobre una persona que se sentía enferma.

    Cuando respondieron a la escena, los sensores de monóxido de carbono de los bomberos comenzaron a sonar y evacuaron el edificio.

    Los funcionarios del Departamento de Bomberos de Provo dijeron que no está claro qué causó que una caldera emitiera el gas peligroso.

    La Iglesia de Jesucristo emitió un comunicado donde expresaron que "estamos trabajando con las autoridades locales para investigar la causa de este incidente y nos sentimos aliviados de que todos los miembros de Pleasant View 1st Ward afectados fueron revisados ​​y tratados de inmediato. Seguimos rezando por su bienestar ".

    Por otro lado Intermountain Healthcare dijo que 59 personas fueron tratadas y 23 de esos pacientes recibieron tratamiento en la cámara hiperbárica disponible en el centro de salud. 

    El monóxido de carbono (CO) es incoloro, inodoro, insípido y es un gas venenoso. Debido a que es prácticamente indetectable por los humanos, se le conoce como el asesino silencioso

    "Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son similares a la gripe: náuseas, cansancio, dolores y molestias", dice el Dr. Weaver. "Si sospecha que ha estado expuesto a altos niveles de monóxido de carbono, debe irse de inmediato y buscar ayuda".